miércoles, 7 de junio de 2017

CÓMO HACER EN LAS SITUACIONES COMPLICADAS

Hay situaciones que realmente nos pueden llevar casi al límite de nuestras fuerzas, que nos resulten muy complicadas, difíciles y no sepamos ni cómo hacer, gestionar o qué hacer con ese "remolino" que se está formando dentro de nosotros mismos. Está claro que no son situaciones que nos gusten y no queremos que pasen, sin embargo están ahí y estamos ahí.
Aprender a ESTAR con lo que hay es lo que nos puede ayudar a salir de ese remolino en el que nos vemos envueltos. Y aprender a estar, no significa no hacer nada por cambiarlo, de hecho, es justo al revés. Aquí te pongo los cuatro pasos que puedes hacer para las situaciones complicadas:

* Lo primero es reconocer y aceptar dónde estás, el punto en el que te encuentras, sin meterte más en el barro, la situación tal cual es, sin juzgarte ni juzgar.

* Lo segundo es estar de tu parte, como lo estarías con tu mejor amig@ en esa situación, no machacarte. Poder entenderte, notar cómo te sientes.


* Lo tercero, entender que tú no eres esa situación, estás en esa situación, sea la que sea, pero eres más que eso. La vida es como un río y hay veces que te toca estar en aguas tranquilas y transparentes y otras veces que pasas por aguas turbulentas...

* El cuarto paso es preguntarte "¿qué necesito ahora mismo?, ¿me lo puedo dar yo?" quizás sea un mensaje de ánimo, salir a pasear, o llamar a un/a amig@, persona de confianza... Es importante que percibas tus necesidades e intentes satisfacerlas.

Con la mente, el cuerpo y las ideas más calmadas, podrás tomar una visión diferente de lo que está pasando y actuar de una manera más sabia, sin responder de manera automática.
La vida es un constante cambio y nos tocará estar en muchas situaciones agradables y otras no tanto, pero no te olvides de ti, tente en cuenta. ;-)



martes, 16 de mayo de 2017

IMPLICANDO A LOS EQUIPOS #FelizyRentable

Según varias encuestas, más de la la mitad de las personas que trabajan, no están comprometidas con su empresa. Un dato relevante que viene a decirnos que hay algo que no estamos haciendo. Hay algo que las empresas pueden estar descuidando.

Como equipo de #FelizyRentable, buscamos que las personas nos sorprendan, y aporten en el lugar en el que están, en la situación que sea. Que puedan sentir su trabajo como una forma de realizarse también personalmente. 

¿Ya sabemos qué quiere aportar cada persona? ¿Cuáles son sus valores? ¿Coinciden con los de la empresa?

El reto actual: Implicar a los equipos



Descárgate la guía Feliz y Rentable (pinchando en la imagen)



La guía te ayudará a ser más feliz en la vida y en el trabajo: - Descubrirás qué te hace sentir bien (tus valores) - Ponerlos en práctica en la vida y en el trabajo

Tendrás una lista de valores que te ayudarán a poner nombre a lo que sientes, sabrás si eres fuego, tierra, agua o aire, descubrirás lo que es importante en tu empresa y lo que tú puedes hacer por tu empresa siendo más feliz. 

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - 


Si formas a tus equipos para que sean más felices y la empresa más rentable, contacta con nosotros, te ayudaremos a mejorar.


Es un proyecto de:

BEATRIZ G BARBEITO
Correo: info@beatrizgbarbeito.es

DAVID DIAZ ROBISCO
Correo: david@informacionparalaaccion.com



miércoles, 8 de febrero de 2017

NO TE ESFUERCES... ¡FLUYE!

Dar lo máximo en tu trabajo no exige esfuerzo, si no es así, quizás estés pasando por alto varias cosas importantes. Me explico un poco más.

Puede que esta sociedad tan dedicada al constante esfuerzo, ir detrás de la zanahoria colgando del palo al que nunca llegas, objetivos cada vez más exigentes, más agotadores, más asfixiantes… se esté olvidando de algo muy importante: si las personas no nos sentimos valoradas y respetadas, difícilmente daremos lo mejor nuestro.

¿De dónde sacarás las fuerzas para seguir? ¿Dónde está tu motivación interna, esa que te ayuda a coger aliento cuando te falta? ¿Qué es lo que te levanta de la cama para seguir avanzando?

Hay tantas contestaciones como personas. Y es que esas contestaciones tienen que ver con nuestros valores personales, los propios, nuestro ADN intangible.

“Una vida plena es una vida que valoras.” Karen & Henry Kimsey-House (fundadores CTI - The Coaches Training Institute)

Si valoro el compartir, ¿hay suficiente generosidad en mi trabajo, entorno, vida?, Si valoro asumir riesgos, ¿hay suficiente aventura en mi trabajo, en mi vida? Si valoro abrir la mente, ¿hay suficientes experiencias nuevas en mi vida, trabajo, relaciones?




Si las personas no nos sentimos valoradas en nuestro trabajo – y por valoradas me refiero a respetar nuestros valores, ya que es parte de quienes somos - ¿cómo vamos a “poner toda la carne en el asador” para llegar a los objetivos? Pues difícilmente.


En los lugares, trabajos, empresas, familia, o con las personas con las que nos sentimos que se están respetando nuestros valores, todo fluye fácilmente, no hay esfuerzo, que sí hay acción, constancia y perseverancia. Fluye como ponerse todas las personas a remar en la misma dirección.




Si quieres poner nombre a tus valores, descárgate la guía Feliz y Rentable.


Si quieres saber cuáles son tus valores personales y ver si estás pasando por encima de ellos en tu trabajo, es una muy buena manera de empezar con esta guía.



Si tu equipo o tu organización está interesada en ser más #FelizyRentable puedes ponerte en contacto con David Díaz Robisco o conmigo misma y podremos exponerte cómo llegar a ser más #FelizYRentable. ;-)


martes, 27 de diciembre de 2016

Y en 2017... VIVE!

¡ℱelices ℱiestas! ❆❆❆❆
Para este año 2017 te deseo que VIVAS cada instante, lo llenes de intensidad, aprendizaje, suavidad, locura, ritmo, complicidad, luz... y todo lo que te traiga este año.



miércoles, 2 de noviembre de 2016

PERDONA... ¡NO TENGO TIEMPO!

Comienzo esta entrada con una reflexión que leí hace ya algún tiempo y que estoy de acuerdo en que hoy en día, funcionamos mucho así.
El texto es de "Pensamientos de Menjak" (Argentina)

“No tengo tiempo para ocuparme de mi crecimiento espiritual, se quejó una mujer.

Y Menjak le contestó:


La excesiva ocupación, trabajo y entretenimiento son formas de apartar la sensación de vacío interior que sentimos en nuestras vidas. Colmamos nuestras agendas para no tener tiempo de encontrarnos con nosotros mismos. Porque no podemos hacernos cargo de lo que nos toca.



No podemos quedarnos en silencio ya que ese silencio significaría tomar contacto con nuestras emociones, pensamientos y angustias. Y les tememos. Nos tememos. Tememos quedarnos a solas con nuestro corazón.

Es más fácil buscar afuera que buscar adentro. Porque adentro está oscuro. Y el hombre le tiene miedo a su oscuridad y a sus fantasmas.

Paradójicamente, la verdadera felicidad se alcanza encendiendo la luz dentro nuestro. Para eso, hay que animarse a dar el primer paso, entrar a ciegas, atravesar los miedos, el pasado, el dolor, la culpa, y una vez allí dentro, encender el corazón. Tenemos que encendernos. No podemos vivir a oscuras. Una vida a oscuras es una vida desperdiciada.

El ego nos convence ilusoriamente. Nos hace creer que tenemos todo, que somos importantes, que somos solicitados, que somos imprescindibles para nuestras empresas… pero esto no es cierto. Nadie es imprescindible para nada salvo para ser responsable de su propia felicidad.

Y como estamos tan ocupados en lo urgente, descuidamos lo importante. Es tan así que si nos tomásemos unos segundos para mirar adentro, veríamos que está oscuro, y nos encontraríamos con que también estamos vacíos.

Es momentos de preguntarnos; ¿qué espera la vida de nosotros?
Encendamos la luz y comencemos a iluminarnos…”


Sí, nos metemos en nuestros "haceres" diarios y nos olvidamos del "ser". Tal y como leí en un artículo hace unos días, somos SERES HUMANOS, no haceres humanos.



Lo único que te llevarás de este mundo son tus experiencias y lo que has sentido. Está claro que hay que hacer cosas, en el trabajo, en la vida... sin olvidarte de preguntar: ¿esto que estoy haciendo hoy me lleva a donde quiero estar?

No todas las personas están dispuestas a mirar dentro y poner "orden", o más bien sentido, a su vida. Si eres una de ellas, y quieres empezar a descubrirte y darte una oportunidad, te animo a que hagas la guía Feliz y Rentable.




miércoles, 19 de octubre de 2016

ABRAZA A TU INCERTIDUMBRE

Quizás, en mis sesiones de coaching, esto es con lo que más veces me encuentro: la incertidumbre. Incluso yo misma necesito “mediar” tantas veces con ella...

Según nos vamos re-descubriendo, re-encontrándonos, quitando capas hechas de “agradar a los demás”, “que me quieran”, “está mal visto que sea de tal manera”, “mi comportamiento se espera que sea de esta forma”, “no puedo decir que no”, “tengo que poder con todo” y un larguísimo etcétera que nos hemos ido poniendo encima, llegamos al núcleo, al vacío.
Y perdón por la expresión: ¡acojona! Llegamos a un punto de inflexión, en el que lo que estábamos haciendo ya no nos sirve. Aparece la INCERTIDUMBRE.

James R. Eads

Hemos hecho muchas cosas teniendo nuestro foco en los demás, pero se nos olvidó poner también el foco en nosotros. Bueno… hago esto para que no se enfade. Me comporto así porque en mi familia ha sido siempre así. Necesito ser fuerte porque pedir ayuda es de débiles y no se les ve bien. Este trabajo siempre se ha hecho así. No puedo defraudar a nadie. Si me piden ayuda dejo mi trabajo o mis cosas de lado. Tengo que cuidar de mi familia a costa de mí. Si me llaman por teléfono siempre tengo que contestar. ¿Para quién vives? ¿Dónde te quedas tú y tus necesidades?


Respira. Suave. Despacio.

Si te encuentras así, que has perdido tu foco, necesitas re-encontrarte. Quitar todas esas capas. Cambiar viejos hábitos por otros que te hagan sentir mejor. Poner nombre a “aquello” que te hace sentir bien y lo que no quieres que esté presente en tu vida. Es un viaje de auto-descubrimiento, auto-responsabilidad.  Y lo siento, sé que esto duele, pero… no eres auto-responsable si no sabes bien quién eres y no tienes tu foco puesto en ti.

Comienza ese viaje. Abraza a tu incertidumbre. Deja que tu imaginación eche a volar. Cierra los ojos y nota su tacto, su temperatura. Siente cómo se siente la incertidumbre. Escúchala.

¿Qué hago? ¿Cómo lo hago? Sabes que quieres sentirte bien. Y es como comenzar a bailar otro ritmo. Sí, escucha la música ¿cómo es? ¿Es ritmo lento, rápido? Siéntela y muévete al compás. Irás aprendiendo los pasos. Nadie puede decirte cómo lo tienes que hacer. Es tu música. Ahhh… sí, claro que tropezarás! ¡Conozco esa sensación! Seguramente te sientas vulnerable mientras aprendes a bailar tu nueva música... y también lo disfrutarás.

Aprender a decir no y no considerarte por ello mala persona. No anteponer a los demás antes que a ti mismo sin parecer egoísta. No necesitar agradar a todas las personas para que te quieran.  No apagar todos los fuegos en tu trabajo para que vean lo bien que trabajas. No pasar por encima de tus valores en tu trabajo o en tu vida. En definitiva… aprender a SER tú mismo.

¡Empieza ya!

Si quieres saber cuáles son tus valores personales y ver si estás pasando por encima de ellos en tu trabajo, descárgate la guía Feliz y Rentable y compruébalo.



Si tu equipo o tu organización está interesada en ser más #FelizyRentable puedes ponerte en contacto con David Díaz Robisco o conmigo misma y podremos exponerte cómo llegar a ser más#FelizYRentable. ;-)

miércoles, 12 de octubre de 2016

EL DESPERTAR

Hoy quiero empezar este post dando las gracias a la persona que me descubrió este texto, y que forma parte de mi despertar también, MariPaz. Gracias por ser amiga, confidente y apoyo.


EL DESPERTAR

Si ya has despertado y ves como duermen los demás a tu alrededor, entonces camina de puntillas, respeta su sueño y descubre la perfección de sus propios tiempos, así como fueron perfectos los tuyos. Cuando ellos abran sus ojos, el fulgor de tu brillo les ayudará a despertar sin necesidad de que hagas nada. Si aún duermes, relájate y disfruta tu sueño, estás siendo mecido y cuidado.

Despertar no es un acto de magia, aunque llena de magia tu vida. Despertar no tiene nada que ver con el mundo externo, aunque todo lo que te rodea parece tener un nuevo brillo. Despertar no cambia tu vida, si bien sientes que todo ha cambiado. Despertar no borra tu pasado, pero al mirar atrás lo percibes como la historia de alguien muy querido que aprendió muchas cosas, pero sientes que ese alguien ya no eres tú.


Despertar no despierta a tus seres queridos, pero ellos se ven más divinos ante tus ojos. Despertar no sana todas tus heridas, pero ellas dejan de gobernarte. Despertar no te hace más popular, pero ya no volverás a sentirte solo. Despertar no te embellece ante los demás, pero te hace perfecto ante tu propia mirada.



Despertar no te da más poder, pero descubres el poder que tienes. Despertar puede que no disuelva los barrotes de tus cárceles, pero te da la libertad de ser tú mismo. Despertar no cambiará el mundo, al menos de repente, pero te cambiará a ti.

Despertar no te quita responsabilidad, muy por el contrario, te da conciencia de las consecuencias de tus actos y elecciones. Despertar no te hace tener siempre la razón, más bien ya no sientes la necesidad de tenerla.

Despertar es amarte a ti mismo, con tus límites y con tus experiencias, es amar al otro como parte de tu ser y es amar la existencia. Permítete disfrutar de la experiencia de ser ese Ser maravilloso que ya eres.

Tu vida es un Acto para la Globalidad que te incluye y que reconoces como parte de ti.

Autor desconocido.


A ti, que estás leyendo esto ahora, te deseo buen despertar.